15.6.11

LLega el veraneitor

Y con el verano llega el calor agobiante.
La piel pegajosa.
La gente oliendo a sobaco sudado en el metro.
Las playas abarrotadas.
Los complejos.
Todos los helados que no deberías comerte.
La sensación de cansancio.
Las sábanas sudadas y los mosquitos.

Y la rabia de no poder ir a chapotear porque estás trabajando.

4 comentarios:

  1. Cuando llega el calor, echamos de menos el frío.

    Pero ya llegará el frío... y echaremos de menos el calor. ^^

    ResponderEliminar
  2. Yo, desde hace un par de años, ya no echo de menos el calor... lo odio.
    Bonito dibu.

    ResponderEliminar
  3. (te envío una pecera con agua, para que metas los piececillos aunque sea)

    ResponderEliminar